Te oigo

 

-Te oigo.
-¿Qué?
-Cuando no estás te oigo.
-¿Qué?
-En la brisa, en el viento...
Me miró a los ojos sin decir nada.
-¿Y sabes qué oigo?
-No...
-Oigo decir lo mucho que me quieres. Pero no lo entiendo -fruncí el ceño- nunca me lo dijiste y siempre estuve aquí. 
-No podía... Al decírtelo te perdería. 
-¡No! 
-Si... 
-¡No! -le miré fijamente- porque luego desapareces y te oigo, en la brisa, en el viento, diciendo lo mucho que me añoras, que me extrañas, que me quieres, que me amas…

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: