Descanso

 

Sigo observando mi trocito de cielo, le doy vueltas en la mano mientras pienso. He tenido un día duro y necesitaba descansar cuanto antes.

 

Al llegar a casa, después de un largo día de ensayos, me encuentro el espejo del tocador de mi habitación roto, en la mesa solo había un trocito, con un mensaje en letras de periódico: Un trocito de cielo, tu trocito de cielo.

 

Ninguna de las puertas habían sido forzadas y lo demás estaba intacto. No había huellas de ningún tipo ni nada que diera una pista de quién podría haber sido y qué significaba aquello. 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: