Las esdrújulas

 

Los pájaros enfadados

Borraron su tilde de la “a”

Ahora son pajaros  sin más

Las libélulas asombradas

Quisieron participar

Y libelulas desde ahora se comenzaron a llamar,

Los murciélagos indignados

Los quisieron imitar

Y su nombre sin tilde intentaron pronunciar

 asi que murcielagos se apodaron al final

Los árboles donde se posaban

Empezaron a  escuchar

Y la tilde de su nombre intentaron arrancar...

 

- ¿Arboles? ¡que feo suena al pronunciar! -

 

Dijo un águila que planeaba por el lugar

- Mi nombre sin tilde suena muy vulgar,

Aguila suena a anguila y no lo puedo soportar

por eso la tilde de las esdrújulas no se puede borrar -

 

Magy

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: