Ira

 

Dolor, rabia, fuego.

 

Aún no sé bien qué ha pasado, pero sí que lo necesitaba y que quizá ya no, porque esta ceguez sufre metamorfosis y va renaciendo en miedo, en irrealidad.

 

- ¿Quién? -pregunto al vacío- ¿Qué ocurre? -grito a mí alrededor donde todo se ha vuelto negro-Puede que no haya nadie, que solo sea una pesadilla-trato de tranquilizarme.

 

Pero bajo la mirada y descubro que mis pies desaparecen en un charco de sangre junto a un cuchillo teñido de esta...y enloquezco, vuelvo a la realidad y mis lágrimas se mezclan con las gotas de sangre que salen de mi cuello y de mis brazos, mientras mis puños golpean el espejo roto de mi habitación, de mi tumba.

 

Mis ojos: rabia; Mi juez: yo; La sentencia: irreversible.

 

Dios, ¿Qué he hecho?

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: