Encuentros

 

Había llegado ebria la última semana de octubre  y  su relación con Damián  llegó a su fin. No podría soportar sus continuas infidelidades, y rechazos en la cama, sentía su corazón  desmoronándose lentamente,  y aquella mañana no soporto más, salió de casa y no regreso.  En el puente de los sauces con sus ojos llenos de lágrimas, y su rostro acongojado,   conoció al extraño hombre con el que tendría sexo en la vieja casa abandonada.

Sus encuentros se repetirían por dos años, y al tercer año, estos encuentros terminarían. El extraño se había enamorado de la hermosa Águeda pero ella no estaría dispuesta a comprometerse. Esa tarde le recordó, que sus encuentros para ella habían sido solo sexo. Hacer el amor sólo podría con Damián su esposo,  aquel traicionaba  y había dejado hace tres años.

El pobre extraño lleno de dolor comprendería, que toda su relación con Águeda habían sido encuentros. El amor solo había nacido de su parte, y ella solo lo había usado para sublimar la ausencia de su marido. 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: