RÉQUIEM

 

 

Se lavan las manos con la arena de la orilla

y por ello los océanos se han teñido de rojo.

El calor de la sangre ha derretido los polos

y juegan los niños con viejas bayonetas.

 

Pájaros con alas inertes,

parados frente al paredón,

esperan impasibles

ver como sus iguales

les fusilan las niñeces.

 

Ríen los ricos y lloran los desgraciados

por el mismo cuento contado:

dice la historia que los niños mataban, violaban y descuartizaban

sin importarle a nadie las infancias que los Otros robaban.

 

Otros con poder, con codicia y con corbatas,

capaces de acariciar pieles caobas, vírgenes o castas;

capaces de robar infancias a niñas halladas muertas de esperanza.

 

Minas destroza-infancias han sido colocadas

allí donde la pobreza llama a las casas

y no hay hogares, ni abrazos, ni corazones calientes

para los que reciben armas como juguetes.

 

Vendas sobre los rostros blancos

y conversaciones en bares baratos:

¡pobres niños soldados, pobres niñas desgraciadas!

Antes de ponerme la cuenta, échame otro cubata.

 

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: