Atención: una pregunta

 

Existe una pregunta que su respuesta captaría la atención de los sabios. ¿Dónde habitan los sueños? Parece ser que la contestación a la misma vierte millones de litros de tintas, indagando y teorizando. Algunos seres pudieran alojar los sueños en pequeños retales de vida, aquellos que consiguen resistir el desánimo y el desasosiego de la constante demanda de espacio para nuevos conocimientos, como pedacitos de lo vivido, enlazados con fuerza, en la colcha de la vida. Una mano, mágica, se encarga de la composición, armoniosa, a pesar del aparente parcheo en la elaboración de la obra. Similar el menos en un primer acercamiento, múltiples cajitas, dispuestas sobre altillos, repisas y mesas, con variados tamaños, que dan cobijo a los sueños, muchas de estas cajitas, pulidas, con una madera orgullosa de ser admirada, otras, con una capa blanquecina, polvorienta, guardando sueños que no se realizaron, en el listado de pendientes, quedaron relegados, en el mundo del olvido. Los sueños, sueños son, y hacen de su refugio el lugar donde les dejemos, arrinconados, olvidados, en el intenso latido que viaja raudo, veloz y ansioso, hasta alcanzar el brillo del ojo, conector de neuronas, creadores de luces y sombras, claroscuros de una vida, imaginación que guerrea, en la consecución. Quizás se posicionan allí donde el alma y el cuerpo se unen, en ese realismo mágico, que comienza aturdido, despierta avispado y se ejecuta con raciocinio. Quizás en las sensaciones que nos invaden cuando contemplamos lugares que nos encantan hasta hacernos desvanecer y fluir perdiendo nuestra corporeidad, y rozando, a veces, ese instante eterno, que nos engrandece algunos momentos. Personas, animales y plantas nos trasladan allí donde los sueños están. O pudieran ser los mismos sueños. Más déjalos vivir y nos los recluyas, condenándolos al aislamiento, a la frustración y a la desesperanza. Sueña, sueña viviendo o vive soñando.

 

26 de julio de 2017

Sara Bermejo Jiménez

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: