Xmas angel

 

 

“Por primera vez aquel año, la Navidad no había acudido a su cita”

Cada rinconcito de su alma se había encogido y formado consigo un anti-arco iris de tristeza... Lo cierto es que Hellen tenía un pacto con el blues desde hacia una década, cada 29 de octubre, le daba por aparecer aquel sentimiento aplastante y aquel año era el primero que se atrevía a arrebatarle la Navidad...

Puede que ese sentimiento se introdujese en su alma completamente, maliciosamente... por el resto de su vida.

Aunque pasó algo aquella Nochebuena que desoía “la tristeza crónica”del dolor, aquel año le llegó una tardía pero oportuna carta, la más maravillosa y esperada de su vida....Impactante pero llegaba con diez años de retraso y remitente de su difunto novio, Pitt el escalador, su novio de toda la vida.

Decía:

“Querida Hellen,

Estoy solo en los Alpes y solo puedo, consigo, hacer una cosa... pensar en tus prodigiosos ojos, tu mirada de mujer buena, tu voz, tus consejos, tu calidez y ahora mismo los echo mucho de menos...solo puedo pensar en ti y amarte... quiero que compartamos la vida. Espero regresar pronto

Pitt.” ¡Decía su carta de hace diez años!

Esa fue la tardía y última carta que el endeble corazón de Hellen recibió, fuera de su tiempo, lejos de su última cita y enseguida supo que nunca más volvería a ver a su amado hombre pero que él a llevaba completamente impregnada en el alma y le latía hasta el final el corazón por ella.

Llegó el día de Navidad y se levantó fervorosa, a pesar de no tener el espíritu navideño con ella pero estaba apetitosa y con entusiasmo porque su nueva vida, simplemente, empezaba HOY.

Puede que la navidad no la persiguiese aquel año, que Santa Claus no quisiese llévarle su regalo por desobediente pero ella empezaba a sentir que la alegría se instalaba en su alma y su sonrisa volvía a dibujarse desde ese día de Navidad en el que Hellen se dio cuenta que había perdido un amor pero había ganado un precioso ángel de la guarda que la velaría en su travesía por la vida. Nunca es tarde si la intención es buena, sí, ella decidió que esa carta era el portal a su nueva vida.

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: