Nací libre pero quiero                  morir contigo

 

 

Si supieses todo lo que me haces sentir, todo lo que me recorre al pensar en ti, en lo maravillosa que es nuestra vida imaginaria juntos… si supieses todo eso tal vez tendrías miedo pero como no lo sabes ambos vivimos nuestra vida sin darnos besos, sin arañarnos y dejarnos la piel en sudores y jadeos. Te pienso en la cama, también a primera hora de la mañana, te cuelas en el café, haces asomo en cada instante de distracción y son tantas las cosas que me recuerdan a ti que solo puedo olvidarte haciendo un esfuerzo considerable… si de verdad sintieras lo que yo siento, no te esconderías en esa esquina y vendrías a regarme de besos. Porque el trato empieza con un beso y acaba en morir de la mano, unidos hasta el final, llegue cuando llegue.

          Eres la luz de este faro, eres el propio farero pero además eres el marinero que llega a puerto… ya ves en el reparto de papeles, tú, eras el único nombre que metí en el juego. Lo tuve ciertamente claro desde que mi mirada se cruzó con la tuya pero sigo esperando, o tal vez la espera sea en balde, a que veas en mí lo que yo en ti. Tan experta en amores platónicos como en huir de las verdaderas llamadas de interesados, muy en mi papel de la Penélope que espera a Ulises, sino les quiero a ellos es porque pensaría ti y lo último que quiero es engañarme a mí misma. Mínimo me queda que fui fiel a mis sentimientos.

          Es pensar en esa boca tuya y no dejarme de imaginar el sabor de tus besos, me excita pensar en cómo será recibir un beso de esos labios carnosos y el simple hecho de verlos me aterroriza por el pánico que siento de lanzarme sin red y caer en el peor de los fracasos, siento una clase de conexión indescifrable, ¿debería compartirlo y al menos saber que no hay esperanza?

          Just give me a reason que canta Pink, dame una única razón para saber que esto puede salir como en mis sueños, como en los tuyos si en algún momento pensaste en mí… parece que los caminos se cruzan continuamente así que necesito que sea ahora Cupido quien te dispare a ti para que me veas con otros ojos y saltes a estos húmedos labios que te esperan, que te anhelan y sabrás que eres el escogido porque mi corazón contigo late mucho más rápido…

          Ponme a prueba… canta la canción de tu corazón y te diré si lo tuyo también es amor o si simplemente te fascina saberte amado… si no soy correspondida pues simplemente cogeré mis letras, las envolveré en una bolita y me tragaré mis palabras mientras hacen asomo dos lágrimas que serán el cierre de una etapa. Pero si en cambio ves luz… no lo dudes, da un salto de fe. Acércate porque te necesito más de lo que me gustaría admitir y este es el momento más duro de mi vida, estoy tan rota por fuera como por dentro… ¿serás también mi leitmotiv para resucitar?

          Huyo del dolor tan rápido que me tropiezo con tu nombre varias veces al día, que me arranco de la cabeza tu imagen y me digo, sigue con tus escritos… él está en su mundo, vive el tuyo. Pero ya no me sirve, quiero cogerte de la mano y ver que el futuro de mis sueños es la realidad más palpable que jamás he tenido o tendré, porque si entras, que sea para quedarte. He contado que a la tercera va la vencida y no quiero dar por perdido ese último intento… si todo sale mal, lo habré intentado y luchado por lo que siente mi corazón. En cambio si sale bien… tendré que ir pensando en otros sueños para compartir contigo… porque vamos a vivir una vida de ensueño, olvida el sufrimiento, el dolor y la guerra. Dentro de nuestro hogar solo habrá amor y good vibrations. Desplegar nuestras alas y volar juntos… hasta el infinito….

(recordad, una vez leí que los puntos suspensivos son cosquillas en la imaginación)

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: