La meua costelleta

 

 

¡¡¡Abrázame hasta el fin de nuestra eternidad!!!

 

“Solo tienes que abrazarte a mi muy fuerte, exprimirme el cuerpo, siempre sin romperme” sentenció él. Y ella con media sonrisa pícara añadió: “¿Eso no te desconcentra para conducir?”. Mike se carcajeo en su discreta y hermosa forma de hacer saber a los demás, que lo tenía todo bajo control. La chica de cabello largo y liso subió emocionada para dar esa prometida vuelta de los domingos por la tarde. Él siempre paseaba a su mejor amigo pero ese día y por ser San Valentín iba a armarse de valor y ceder el paseo a su “AMOR SECLETO!” que me decía como hermana y confidente de risas múltiples y confianza afianzada.

 

Desde no muy lejos yo observaba la escena y ella subió en la Ninja Verde como quien sube a un pura sangre y lo ha hecho millones de veces. “Venga ese casco bien colocado, que ahora eres mi responsabilidad y yo no me la juego” apremió Mike. Ella cogió el bello casco blanco con su 46 de Valentino Rossi y ambos arrancaron una carrera que duró de ese 14 de febrero de 2017 a un futuro lejano. A ese que él soñaba tanto, por ese que él luchaba desde sus estudios en ingenierías varias y exitosamente. Y agregó: “Abrázame fuerte “Costelleta meua”.” 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: