Hasta siempre

 

Ver cómo tu sonrisa se iba desvaneciendo día tras día me hizo pasar innumerables noches de dolor y soledad. Poco a poco te ibas apagando como la luz de una vela que se consume sin pausa.

 

Te fuiste. Dejando esa huella en cada una de las personas que estaba a tu alrededor.

Te fuiste y me quedaron tantas cosas que decirte. Que si pudiera volver en el tiempo elegiría vivir muchos más momentos a tu lado.

 

No es justo. ¿Por qué te fuiste? Necesito compartir más tiempo contigo. No quiero hacerme la idea de no volver a verte, de no volver a poder darte un abrazo. No me hago una mínima idea de no poder escuchar nuevamente los consejos que un día me diste.

 

Es triste. Pero sí, sé que te fuiste. Cuesta aceptarlo. Pero poco a poco, el dolor va menguando.

Aunque ya te hayas ido, recuerda que las personas que te quieren nunca te olvidarán. Que allí donde estés espero que tu alegre sonrisa vuelva a brillar en tu rostro, deslumbrando por donde pases. Porque tú, eres especial.

 

Recuerda: estuviste, estás y estarás siempre a mi lado al caminar. 

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: