Manual para sobrevivir a         eso que llaman vida I

Equivocarse no es malo. Nadie es perfecto. Lo malo es no enfrentarse a ello, darle la espalda y huir.

 

Equivocarse es un defecto que ya venía de fábrica. Pero sinceramente, al final solo logran el éxito aquellos que más veces se han equivocado, porque han sabido levantarse y aprender.

 

Todos nos equivocamos. Todos. Deja ya de hacer excepciones.

Siempre nos han enseñado a no cometer errores. Pero lo que deberían enseñarnos es a reaccionar ante ellos, porque eso al final es lo más útil. Contar con la motivación y las ganas de rectificar y seguir aprendiendo.

Así que ya sabes.

 

Equivócate.

 

Pero permítete el lujo de no hacerlo una vez, sino miles.

 

Aprende y tira hacia delante.

 

Y por el camino, disfruta. Haz una anécdota de todo ello.

 

Equivócate y levántate.

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: