Soledad

 

Un estado puntual en un principio,

algo con lo que no se cuenta pero se disculpa.

Necesidad de burbuja.

Actitud propia de la edad adulta.

Romper con todo,

inundar el espacio y el tiempo de indiferencia,

como si se hubieran agotado los abrazos,

como si las experiencias vividas no significaran nada.

Hablar con la garganta y en momentos puntuales

olvidando el corazón,

hacer del alma una regia armadura.

Olvidar un número. Olvidar sonrisas.

Olvidar lo que nos une  como si una de los dos hubiera roto

el hilo a golpe de tijera.

Dejar que la noche se inunde en lágrimas

al no encontrar las respuestas necesarias

que expliquen ese mar que sin color ya solo escupe sal

y en el que nadas, felicidad de cartón piedra.

Heridas que se forman de tanto rascarnos la memoria,

de tanto desteñir imágenes, años, cariños

que no se adivinaban caducos

pero en los que hoy pueblan sus pies de hojas...

Sentir que el libro puede tener los últimos capítulos ya escritos,

pensar que en esas páginas tampoco estarás… bloqueo.

Deconstrucción del cuento,

en el nuestro Caperucita hace mucho que ama al lobo.

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: