Poema a un 2 de julio

 

Cuando ni el mayor de los sueños cumplidos

ha conseguido ser medicina para tu ausencia

y ni siquiera me siento capaz de contártelo…

Cuando hace tiempo que me quité la máscara del luto

pero en mi interior sigue existiendo

un invierno anacrónico:

como la helada que cae sobre la vid en pleno agosto

o el caballero que por culpa de una máquina del tiempo

se despierta confuso en un “after hours”.

Cuando mi verdadera voz intenta ser escuchada

en un mar de ruido.

Y el silencio auténtico se instala en mi alma recogida

mientras escribo versos…

Y los sueños caprichosos me revelan que soy frágil

Y que no he podido cerrar la maleta del todo.

Cuando llegan fechas como las de hoy

y no puedo mirar como soplas

las velas de una tarta de cumpleaños.

Cuando la emoción me desborda los ojos

cada vez que alguien te muestra en las redes sociales,

como un violín desafinado

que un músico decide tocar de pronto.

Como un nacimiento sin alegría o una Navidad sin turrones…

Melancolía de calendario,

primavera sin colores,

llega un verano que se dibuja en grises.

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: