La felicidad debe ser algo             parecido a esto

 

Te miro dormido en mi regazo,

 los ojos cerrados,

el semblante tranquilo...

tu cuerpo relajado…

tus dedos enlazados a mis dedos

en un acto reflejo que invade de emoción

mis lagrimales y pone presión

en mi garganta.

 Te miro y pido al cielo

que no te vayas,

 que me deje la vida

muchos momentos parecidos

en los que pueda cuidarte

mientras sueñas…

el reloj da igual que marche,

la noche da igual que avance

porque ya está todo hecho…

Me siento afortunada,

¡mi amor… estás conmigo! 

Te grabo en la memoria

por los días que la rutina

 no nos mantendrá juntos.

 Me tatúo en el corazón

el espesor de tus cejas

y el color de tus labios casi de niño…

Te miro dormido en mi regazo,

beso tu frente con dulzura,

susurro que te quiero con locura

sabiendo casi seguro

que no me oyes en tu estado…

que mi alma te pertenece casi entera,

que anhelo estar siempre a tu lado

aunque ahora quizás ese deseo

te parezca todavía una condena… 

y pienso mientras escucho

tu respiración acompasada

que la felicidad debe ser

algo parecido a esto.

 

(Mayo 2012) María Jesús Juan

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: