La Jaula

 

 

Huyendo de esta jaula abarrotada

de este deseo de no ser nada

 

Huyendo

 

Me desvanezco entre briznas de hierba

Y ya no me encuentro

Y ya no me reconozco tendido en la playa

acariciando el mar como tantas veces

 

Me huyo

 

No quiero saber ni siquiera quién soy

Esto de la vida a veces es tan aterrador

Y tiemblo

 

Te huyo

 

Para que no me veas vacío, desprovisto,

agotado de ser yo mismo en ocasiones

Y vuelvo

Y me justifico

 

Os huyo

 

Porque tengo anestesiada la razón ante vosotros

Os amo tanto… pero no soy

 

Y rabio

Apretando los dientes

Tragando tierra, raíces

 

Y lloro

Rompiendo barrotes de infancia impostada

de normas que me amordazan

del asco

del miedo

 

Sólo me queda volar

Y entonces

 

Sencillamente

 

Vuelo...

 

 

 

María Hortoneda Márquez

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: