He llegado hasta aquí

 

He llegado hasta aquí, soy agua, soy las emociones encogidas, acurrucadas y escondidas... Soy la menor de mis manifestaciones porque dentro tengo un volcán, un torrente que quiere estallar, quiere abrirse en dos y rompera con la falsa identidad que se crea continuamente tras los velos de dudas y miedos. 

 

Hoy soy en lo que nadie cree y pocos reconocen, soy la posibilidad que no ha sido escogida, el dado que se ha quedado cojo. 

 

Un golpe en la mesa, quiero romper esta mesa, el fuego en mí arde, pero no encuentra una manera de salir. Las ruletas sólo giran hascia un lado, hacia el del ganador ¿Cómo es que yo puedo ver los dos? ¿Qué sentimiento se hace pasar por mío y realmente es un suspiro del ser al que amo? ¿Cómo experimentar en mí los infiernos ajenos sin entender en qué parte del Universo vivo? ¿Cómo no sentirme como una lágrima que nadie recogió? ¿Cómo permitirme creer en mí, en tí, en ellos? ¿Cómo expresar un grito dolorido y desolado, desgarrado de este desprecio que sólo en mí tiene cabida y que sentiré hoy en esta vida... en la que mi corazón se rompió?

 

Vivo en mi ser sin saber qué hago en el mundo, si mi existencia y mi papel quizás podrían haberse ahorrado. 

 

Las huellas que he dejado deberían borrarse y desaparecer, como si nunca hubiera estado, como si no me hubieran encontrado, como si no me hubieran llegado a ver. Que olviden mi recuerdo, que mi imagen nunca se haya grabado en su mirada, que hoy mi compañía haya muerto... y vuelva a ser tierra, aire, fuego... nada. Sólo una lágrima que se cayó y nadie recogió. 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: