Cuaderno negro

 

La tinta dibuja siluetas de palabras difíciles de descifrar…ahondar en esta ansiedad me ahoga, cero que aprieta la soga que hace que las miradas me dejen sin respirar, las lágrimas afloran, cayendo sobre mi ropa que pierde tallas sin parar… hasta sentirme de nuevo esa hormiga, perdida entre posibles heridas que mi autoestima no supo cerrar. El secreto que encierra mi miedo, muestra sutiles destellos, de una fragancia que habla de soledad, y entre tanto la cuerda se tensa, mi mirada se dispersa… y el corazón en duelo con la realidad. Los segundos perdidos penden de un hilo que tira y derriba latidos que aceleran mi debilidad, creyendo vivir en un sinsentido, donde las palabras retumban en un rinconcito donde mi cabeza lucha por la libertad, rompiendo esas rejas de hierro, venciendo el misterio, de una leyenda que no tiene final, y aquel triste y viejo enemigo que todavía en secreto vive conmigo, se ha escondido desde que yo me he aprendido a amar.

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: