Materia para examen

 

 

La profesora comenzó a dictar:

 

        -Es ese sentimiento de querer dedicar tu vida a algo más grande               que tú mismo. La ilusión con la que te despiertas cada mañana y             el sueño que acunas todas las noches. Es el motor que condensa               todo tu esfuerzo con un fin para el que, por mucho que desgaste,             vas a poner hasta la última gota de gasolina en el camino. Aunque           tengas que bajarte del coche y empujar los kilómetros que resten            de la meta. Eso queridos, es la vocación.

Los alumnos copiaban cada palabra intentando no perderse ni un artículo. Podría entrar en el examen.

        -Tras la definición quiero que escribáis cuál es vuestra vocación o -            la que podría ser.- Puntualizó.

          Anne lo tenía tan claro que ni lo pensó: vivir.

 

Una alumna de Polonia de 1940 ya había comprendido la grandeza de los sueños.

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: