Los héroes

                                (Origen de la imagen: periódico AS)

 

 

Empezó un folio en limpio, a excepción de las arrugas que ya asomaban en los bordes, para hacer lo que había decidido ya que sería su mejor tarea de literatura hasta la fecha. Con este ensayo la profesora no encontraría más excusas para volverle a negar la matrícula, a la octava iría la vencida.

 

¿Cuál es la diferencia entre los cómics y la realidad? Ese era el título de su ejercicio y para ello había leído sobre los principales superhéroes de Marvel y DC con visita incluida a la biblioteca pública. Lo tenía todo en la cabeza, una redacción brillante que en la palabra 293 se truncó. Era miércoles y una noticia en la televisión dinamitó su trabajo de casi dos tardes.

 

Todo borrado. Todo arrugado. Todo roto. Tiró sus casi 300 palabras de ensayo de 10 a un rincón de la habitación y arrancó una nueva hoja del cuaderno para responder.

 

Una semana después recibió su nota, un 4. Su ejercicio no superaba las 150 palabras mínimas así que no se consideraba un ensayo apto para aprobar. No importaba, consiguió emocionar a toda la clase y que su respuesta estuviese colgada de la pared el resto del curso. Ahora todos los que pasaban por allí podrían leer la diferencia entre un cómic y la realidad.

 

“Que la realidad no necesita capas, superpoderes y mutantes porque a veces nacen personas tan buenas que su destino es convertirse en héroes. Aunque sólo lleven un monopatín en la mano y la justicia en la otra.”

 

En homenaje a Ignacio Echeverría. Gracias por ser un héroe de matrícula.

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: