Encuentra a alguien que             cuente tus lunares

 

1, 2, 3…
- ¿Sabes cuántos lunares tengo en la espalda?
- No, son muchos...
- ¡Pero dime un número!
- Es que no los he contado nunca
- …
- No sé cuántos lunares tienes en la espalda porque siempre me pierdo en el cuarto. El primero es fácil, situado debajo de la nuca. El siguiente es el que más me gusta besar de todos porque tiene forma de corazón y fantaseo pensando que es una réplica del que escondes en el pecho. El tercero y el cuarto viven paralelos a tu hombro izquierdo.
- ¿Y los demás? ¿Te cansas siempre al llegar al cuarto?
- ¿Que si me canso? Para nada. Es solo que cuando me quiero asomar al quinto, justo antes de que mis labios rocen tu piel ya has girado tu cabeza lo suficiente como para vislumbrar tu sonrisa. Entonces me pierdo, se me olvida mi nombre, los números y tus lunares.

 

 

Luz Mar Rebollo

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: