Nació junto a un manantial
en el bosque de los deseos cumplidos.
Era
como la mayor parte de nosotros
con algo feo
y algo transcendente.
Aprendió el gateo entre cascadas de luz
que ahora te dan
ahora te quitan
y se hizo palpable a la curiosidad.
Nevadas
que yo no sabría explicar
le iban acercando a todo
lo que para uno es la primera vez.
Con prisa siguió de largo.
Somos personas que soñamos.
Aunque el agua de las mentiras
no se evapora
y el salitre del amor gotea,
somos personas que soñamos.
Soñamos, soñamos, soñamos.
Somos personas que soñamos.
Recuerda que la luz da sombras
y que el desamor te pierde.
Soñamos, soñamos, soñamos.
Somos personas que soñamos.
Nació junto a un manantial
en el bosque de los deseos cumplidos.
Era
como la mayor parte de nosotros
con algo feo
y algo transcendente.
Aprendió el gateo entre cascadas de luz
que ahora te dan
ahora te quitan
y se hizo palpable a la curiosidad.
Nevadas
que yo no sabría explicar
le iban acercando a todo
lo que para uno es la primera vez.
Con prisa siguió de largo.
Somos personas que soñamos.
Aunque el agua de las mentiras
no se evapora
y el salitre del amor gotea,
somos personas que soñamos.
Soñamos, soñamos, soñamos.
Somos personas que soñamos.
Recuerda que la luz da sombras
y que el desamor te pierde.
Soñamos, soñamos, soñamos.
Somos personas que soñamos.

 

                 Soñamos

Nació junto a un manantial
en el bosque de los deseos cumplidos.
Era
como la mayor parte de nosotros
con algo feo
y algo transcendente.
Aprendió el gateo entre cascadas de luz
que ahora te dan
ahora te quitan
y se hizo psssalpable a la curiosidad.
Nevadas
que yo no sabría explicar
le iban acercando a todo
lo que para uno es la primera vez.
Con prisa siguió de largo.
Somos personas que soñamos.
Aunque el agua de las mentiras
no se evapora
y el salitre del amor gotea,
somos personas que soñamos.
Soñamos, soñamos, soñamos.
Somos personas que soñamos.
Recuerda que la luz da sombras
y que el desamor te pierde.
Soñamos, soñamos, soñamos.
Somos personas que soñamos.
vEra
como la mayor parte de nosotros
con algo feo
y algo transcendente.
Aprendió el gateo entre cascadas de luz
que ahora te dan
ahora te quitan
y se hizo palpable a la curiosidad.
Nevadas
que yo no sabría explicar
le iban acercando a todo
lo que para uno es la primera vez.
Con prisa siguió de largo.
Somos personas que soñamos.
Aunque el agua de las mentiras
no se evapora
y el salitre del amor gotea,
somos personas que soñamos.
Soñamos, soñamos, soñamos.
Somos personas que soñamos.
Recuerda que la luz da sombras
y que el desamor te pierde.
Soñamos, soñamos, soñamos.
Somos personas que soñamos.

 

Nació junto a un manantial

en el bosque de los deseos cumplidos.

 

Era

como la mayor parte de nosotros

con algo feo

y algo trascendente.

 

Aprendió el gateo entre cascadas de luz

que ahora te dan

ahora te quitan

y se hizo palpable a la curiosidad.

 

Nevadas

que yo no sabría explicar

le iban acercando a todo

lo que para no es la primera vez.

 

Con prisa siguió de largo.

Somos personas que soñamos.

 

Aunque el agua de las mentiras

no se evapora

y el salitre del amor gotea, 

somos personas que soñamos.

 

Soñamos, soñamos, soñamos.

 

Somos personas que soñamos.

Recuerda que la luz da sombras

y que el desamor te pierde.

 

Soñamos, soñamos, soñamos.

 

Somos personas que soñamos.

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: