Mujer de mi vida

 

"Déjame acariciarte", lleva escrita la brisa que surca tus alrededores y que imagina ser uno de esos aviones con anuncio que sobrevuelan la arena en la que el sol tu silueta dibuja.

 

Y yo, desde el otro lado del mundo (exagero en la distancia, aunque para mí es real pues así la siento) vuelvo a susurrar mil y un sentimientos desde mi ventana sin vistas.

 

"Llévaselos", le imploro al único soplo de aire fresco que me presta la mañana de este caluroso verano...y parece que me hace caso pues con un torbellino levanta el polvo, que el tiempo depositó en el alféizar en el que me apoyo, como señal de compromiso y aceptación a las súplicas de un loco.

 

Te las hace llegar y te las susurra con suavidad en el oído izquierdo, logrando que te estremezcas y sientas ese escalofrío que, aunque creas que es por el frío, es por el amor que te tengo. 

 

Y aunque no entiendas el idioma de la brisa, sientes en la distancia lo mismo que yo siento...y sonríes; y piensas en mí y en ti yo pienso; y la brisa se vuelve loca y se convierte en viento y sopla y sopla y sopla hasta que me trae tus besos.

 

Ahí es cuando llega ese momento en el que el calor no importa, pues siento el fresco que me llega de tu boca y desaparece el miedo y me crezco y… y después de un sinfín de "ies", me despierto con una sonrisa en los labios sabiendo que sientes lo que yo siento... amor verdadero.  Te lo juro, es eso, no te miento.

 

Y como aquel Rey, que espada en mano nombraba caballero a su guerrero más sagrado, te nombró a ti por los poderes que yo mismo me he otorgado "mujer de mi vida". Así lo sé y así lo grito hasta quedarme sin aliento.

 

Y seguiré apoyado en ese alféizar desde donde mis susurros te envío y nunca más querré amar si no es a ti, besar si no es a tus labios y sentir si no es el latido de tu corazón dentro de mi abrazo.

 

Kiko Tellez de la Poza

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: