Tus ojos

 

¿Será posible descender en esos sepulcros de la belleza,

donde suntuosidad y sensualidad manan insurrectamente,  

donde brotan salvajes y exhalan el vaho de la exaltación?

¿Tendrán fin esas tumbas, sobrevendrán torrenciales aguas en el fondo,

serán apacibles, las habrá?

El surgimiento de ese pozo nació de un brotar de letras,

palabras que se encuentran en tu piel y en tu música,

tu piel que surge de la misma fosa que es gozo y deleite;

hay una música que suena desde el fondo de esa cavidad

ha entonado la más seductora de las melodías

no he sido lo suficientemente fuerte para resistirme a ese encantamiento,

no obstante, ¿para qué detenerme?

 

El deseo recorre el placer,

lo ha hecho de manera displicente y sosegada

así es como le he permitido caminar,

pues ha tenido los más pasionales arrebatos

y por alguna susceptible razón he podido controlar aquella voluntad.

Te he escrito como te he deseado,

sin embargo debo reconocer que te he ansiado aún más, 

motivo por el cual tomo la pluma y encauzo los estremecimientos hacia ti.

¿Puedo sacar alguna conclusión de esto?

claro, es sencillo y lo podría resumir en un par de palabras,

¿entonces, para qué escribo toda esta letanía?... es fácil,

busco sorprenderte, bueno, al menos hago el intento...

El deseo recorre el placer,

tu canción recorre las cuevas, ¿tus pozos?

esos quiero andarlos, beber en ellos y de ellos

y que colmen el tanque de mi pluma para que pueda escribir sobre tu piel,

y que sea de una tinta indeleble

con una escritura provocadora

instigadora

subversiva

imbatible

provocativa

indómita

anhelante

imbatible

inconquistable 

irreductible

y sediciosa,

así,

como tú.

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: