Juan Carlos Garrido

 

Quien suscribe nació en medio de la década prodigiosa en una capital más provinciana que de provincia, malgastó más de la mitad de su vida limitando su relación con la literatura a la mera condición lector.

Un día, más por pura curiosidad que por otra causa, por ver si era capaz de producir aquella efímera materia que consumía con tanta avidez, se aplicó a emborronar folios y, como todo escritor en ciernes, al colocar el punto final, se sintió ingenua y orgullosamente convencido de que acababa de alumbrar una obra maestra.

Imbuido de esa ilusoria creencia, envió su obra a concurrir al premio Planeta. La novela era tan mala, que el jurado de preselección no tuvo inconveniente en incluirla junto con las otras 7 comparsas sin ninguna posibilidad de ganar el premio (si de verdad siente suficiente curiosidad malsana como para desear conocer más detalles, puede hacerlo aquí).

Esos míseros y efímeros laureles bastaron para inocularle el veneno de la escritura, y, contumaz, siguió participando en otros certámenes literarios, que constituyeron su única y putativa escuela, en los que obtuvo un resultado dispar y le valieron para conocer alguno de los pueblecitos más pintorescos de nuestra encantadora geografía. En ocasiones obtuvo algún premio en metálico, a veces incluso llegó a cobrarlo y casi llegó a compensar lo invertido en sellos y fotocopias.

Admite ser un escritor diletante y autodidacta, consciente de que no está en la literatura para ganarse la vida sino para dejársela, igual que quien construye barcos en una botella, entregado a una tarea tan bella como inútil y que constituye un fin en sí mismo.

 

 

 

BUCLE TEMPORAL

 

 

 

RECICLAJE

 

 

VECINOS

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: