Pancartas de mi autoestima

 

 

Ojalá la fragua donde los espíritus se gestan 
fuese agua de azahar para las 
preocupaciones 
y así una verdad definitiva fuera revelada. 

Pero tengo que resignarme con la gloria, 
los días de paz, cine, café y mendrugos de pan. 
Estoy sentado soñando con una 
cantera 
de  sueños y las tripas de un pasado resuelto, 
con sombras que me dicen: "gracias por venir". 

Me gustaría que hubiese un salón de belleza 
de confianza para los bocetos de mí mismo 
que estoy dibujando 
y la verdad sin piel en la que se están convirtiendo. 

Somos parcos terneros en un pasadizo 
lacerante, donde cada noción se manifiesta en 
ráfagas. 
Ya era la palabra. 
Es hora de que regresemos a la feria 
donde cada atracción es un lugar en el que hacer 
una redada. 

La dentadura de una mirada interior 
pide ser expulsada 
para saciar nuestra sed de afecto.

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: