Latidos de fortuna

 

 

Por eso nos fascina
un pecado de escarcha entre los dedos,
bajo cielos que anuncian un sentido;...

perseguimos el canto de una tarde soñada,
apuramos el viento que peina una sonrisa,
que maquilla los años que sangran tímidamente en la conciencia
cuando habitan el bosque
donde una vez descansamos, cuando fuimos vorágine.
Bailaremos jugando a ser nosotros
con una apuesta segura por la voz,
por un cuerpo que encierra en cada cual sus rincones
de guerra y de leyenda,
brindaremos con miradas y adjetivos 
mientras las agujas cantan el compás y la mudanza de las horas.
Nos alienta 
el aleteo distante del corazón intrépido,
la herida en la palabra como rasgo,
el paladar atento y la pulsión que insiste, 
el fuego intermitente 
de unos ojos que quieren ser del mundo.

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: