Fuegos de artificio

 

 

La sístole y su matutina mecha

de petardo que siempre explota y vuelve

a un reposo con menos carga humana

hoy, veintidós de agosto, año bisiesto

han vuelto a describir esa parábola

del tobogán de hielo de las horas.

 

Y yo, con mi sonrisa combustible

y mi piel adhesiva y desgastada

he dibujado con mi espalda un arco

reflejo en esta memoria sonámbula.

 

La diástole y su gris línea de meta

han llenado de nata la ceniza

con su luna de miel y su buhardilla

y su alma bipolar, su piel de fósforo.

 

Y yo, con mis cejas llenas de pólvora

he combatido el fuego del diluvio

y con mi verde ombligo de primate

 he puesto en cuarentena a un mar de muertes.

 

Poema de la antología "Anónimos" de Cosmpoética

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: