El muro

 

Domingo de buches llenos, obscenos.

Tú no puedes, correo

Yo (mis besos), espero.

Cae la noche y un muro de Pink Floyd grita

Asustado, sin cejas,

La imposible huida.

En mis sueños, tus monstruos,

Amago de socorro abortado,

Abrazo trémulo, casi improvisado.

Munch sigue gritando en su cuadro,

Mientras tanto, desesperado,

Tiene tu mismo rostro.

En mi madrugada, a certezas

Llorando.

No te bastarán mis abrazos

Para callarte el grito perenne

Tú, niño-hombre cambiado.

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: