Poema sin título II

Alguna vez tenia que llegar

un martes que robase del lunes

sus comienzos.

Para lucir su vértigo

por los rincones de varias bocas

con  aliento a parvulario.

El sonido de las llaves

abre las puertas de tu voz

que tiene como premio

la fiebre de una breve promesa:

        la rendición de los besos.

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: