Traición

 

Yo que del amor hice poesía,

Sentí su traición como del sexo su acto;

En tus ojos veneno 

mientras te desvestía

Pensabas que era enero 

Con noviembre en nuestro pacto. 

Aún con sonrisa en mi rostro,

Mis ojos lloraban un destino pasajero;

Tu pecho era el verano que necesitaba, 

pero me acabaría topando 

con el frío de tus dedos. 

Y yo que mi dolor lo convertía

En cervezas calientes y perfumes algo amargos;

Y tú que mi dolor lo convertías

En sonrisas latentes y polvazos algo largos.

La traición no se alejó del dolor,

Ya que tus uñas marcaban con aprecio nuestro amor.

Raramente sentía 

que el dolor se curaría 

Con algo de tinta y un folio al resplandor.

Acabamos perdiendo el tacto,

Tu coño no era el cielo que yo tanto ansiaba.

Al final ese hombre 

Que su nombre 

gritabas;

De tus besos hacía poesía 

Que tampoco era pa tanto.

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: