Nastas’ia Tu tren de Viena          a Budapest en Roma 

 

Que tus amores futuros y presentes

teman al egoísmo de mis iniciales.

Que Roma solo sea nuestra.

Que construyan arcos de victoria

con la perfección de tus senos.

Museos con tus sombras

de medio día y sandalias.

Tapices e íconos ortodoxos con tus fotos^*.

Dieciséis Capillas y una Sixtina

con nuestro primer beso.

Vaticanas bibliotecas con el libro

que leías cuando te conocí+

Coliseos con nuestras sábanas.

Circos Máximos con tus deseos.

Muros y defensas al blue Monday del retorno.

Catacumbas a nuestras soledades.

Que ofrendan la Fontana de Trevi

a tu entrepierna.

Puentes a los lunares en tu espalda.

Basílicas al fresco de tu cuerpo.

El Panteón^ a tus muslos.

Legiones Romanas al placer de tus manos.

Coros de altar a tus misterios gozosos.

El baldaquino de Bernini a tu cama.

Acueductos a esta noche juntos.

Que los dioses nos conviertan

en paganos.

Que todos los caminos

me conduzcan a tu reencuentro.

Mil y uno* unieron a Italia.

Mil y uno marcharon sobre Roma.

Mil y uno te desearon.

Y es uno y no mil con

el que compartís hoy este hotel.

De cortinas cerradas,

muros felices por nosotros

y luces para mis recuerdos.

 

^*Sos de Moscu

+Hermann Hess

^De todos los dioses

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: