Elegía a la Dr D'Albano

 

 

No fue un barquito 
de papel.
Mamá de verde claro
en la guardia del hospital.
Ni mi llanto el río. 
No fue un barquito 
de papel.
Ni mi llanto el río. 
Los que te devoraron 
con flechas de fuego.
Y convirtieron 
tus pulsos.
En arena de mi reloj.
Que cae y cae.
Sin que la pueda tocar.
Que la escucho 
en la salita 
del hospital.
Mientras te llaman
las enfermeras 
desde la guardia.
Porque donde estés.
Me vas a escuchar.
Y vas a abandonar
las dos flores verdes
de tu cajón. 
Y a los que te 
velan con café. 
Que ¡Termine mi 
tarea mamá!

Está lloviendo 
en Londres. 
Miráme saltar.
De una nube 
a dos cometas.
De esta semana
a dos días atrás. 

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: