El Vedado

 

En la Avenida de los
Presidentes.
Pies sin nombres ni
batallas quedan.
Al bronce lo amputaron,
al bronce lo mataron^.
Sal de tormentas en el Malecón,
donde las estatuas tenían sus espaldas.
Mar agitado de despedidas.
Acepté que no venías.
Y me entristecí junto a las
estatuas sin pecho.
Pensando en las embajadas y sus
cenas de amantes en Miramar+.
Si no venís. ¿Pasó lo que pasó?
¿Puede derretirse el bronce con penas?
¿Inventarse nuevos mártires a tu pasado?
¿Nuevos colores a la bandera?
¿Tragedias a la patria grande?
Pero llegaste antes que mi
taxi partiera.
Y nos despedimos Ariana en la
cama donde nos conocimos.

^La Revolución (1959) derribó las estatuas de presidentes no gratos para la nueva historia.
+Barrio de embajadas en La Habana Cuba.
Muchisimas gracias  Patricia Santo por las correcciones.

 

 

Guillermo G Schiava D'Albano

 

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: