Susurros

 

    Aquellos murmullos, embriagadoras palabras en pasión convertida. Esos gemidos, tus gemidos tan dulces, mis gemidos incontrolables, que suenan como melodía de tanto amor surgido, enredados, enroscándose entre ellos hasta fundirse en un canto erótico, sin comienzo ni final.

     Los movimientos compartidos como en trapecio, balanceando, acompasando nuestras pelvis en un reposado crescendo, penetrándote con todo mi sexo, deseando ser un todo junto a ti… mientras tú respondías con tanto calor apretando mis nalgas para impulsar todo mi ser hacia el final de tu anegado sexo.

     Entonces es cuando mirándonos a los ojos, dejamos de ver, perdiéndonos en sueños entre el sentir, entre el querer, deteniendo tiempos, congelando sensaciones sin saber si trascurre un minuto o una eternidad…Y cuando nuestros cerebros, cuando cada una de nuestras terminaciones nerviosas recibieron esa descarga de amor, explosión virtual de todos los sentidos, quedamos congelados en la eternidad y seguimos unidos, yo dentro de ti, tu llena de mí, porque en esos instantes, en el universo solo existíamos, tu, yo… y nuestro amor

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: