"Cheminenko"

 

 

    Cheminenko lanzó una bomba, muestra de un odio irracional, mortal en aquel lugar concurrido, tan fanático era que no merecía la flor que tanto amaba. Cuando la muerte volaba buscando segar tantas flores en aquella cafetería, la vio. Era su amiga, su amor secreto, Gesila, la joven que le robaba su corazón cuando no pensaba como un fanático, en ser parte de un Islam que no existía.

    Aquello era una locura, pero él estaba loco.

    Quiso frenar la muerte, se lanzó al vacío para intentar detenerla en vuelo. Cogió a la muerte y logró que le explotara en sus manos, abrazándola contra su pecho. Sus pedazos ensangrentados salpicaron a Gisela, que nunca supo quien le salvó la vida, porque jamás lo volvió a ver.

    No sé, no quiero pensar, pero lo pienso, amor, odio, muerte, ¿cuándo acabará el dolor causado por tanto fanatismo?, ¿dónde hay sitio para el amor entre tanto odio?

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: