Todo se paga

 

Y la niña canta, baila,
baila y baila,
envuelta en una sábana mágica. 
Baila y baila. 
El padre ríe, risa no franca. 
La niña revolotea,
baila.
Una lágrima de la madre.
Una llamada a la puerta.
Una niña que se esconde.
El tul se rasga. 
Todo se compra y se paga.
El tiburón al acecho.
El tiburón blanco, negro.
No hay color ni raza.
Ya no hay sábana que baile.
Una niña devorada.
Un padre con ganancias.
Una madre silente. 
Un tiburón acaudalado.
Una niña confiada.
Ya no hay baile.
Ya no hay NADA.

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: