DESNUDO INTEGRAL

        (homenaje a todas las víctimas de violencia de género)

 

 

 

La mujer se desnuda, deposita todas sus esperanzas ordenadas sobre la mesilla de noche. Con calma se despoja de sus ilusiones, de sus afanes y sus objetivos porque ya no va a necesitarlos. Después deja sus alegrías y satisfacciones al pie de la cama, junto a las zapatillas de raso rosa que apenas ha tenido tiempo de usar.

Por último, se desprende de sus recuerdos, su memoria, lo vivido, lo imaginado y lo deseado. Allí van tardes de paseo, mañanas de compras y fiestas navideñas en familia. También van episodios de angustia y noches de terror insoportable. Lo pone todo sobre la descalzadora que heredó de su madre, como también heredó sus monstruos.

Ya no le queda nada, no necesita nada. Ante el espejo explora los cárdenos arcoiris que jalonan sus ojos, sus brazos y su vientre, todavía fértil. Cada uno de ellos representa una historia y un desgarro.

No llora, las lágrimas no detienen, excitan y enardecen.

Oye los pasos que se acercan y se mentaliza para una paliza más, que esta vez, sin duda, será la última.

 

Bartolomé Zuzama i Bisquerra. Valladolid, 26 de noviembre de 2018.

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: