Caricias de arena

 

Rabia cargada de olas que, entre lágrimas, chocan

en un abismo de sal que ruge y se estremece por frío…

Y él, tan frágil, en medio de espuma y plata.

Náufrago  que escucha, otra vez, el grito ahogado de la madre amada.

Rabia agónica de olas que, entre llantos, lo agitan;

y como un pez herido, lo olvidan en una playa cualquiera.

Y él, tan frágil, suspira.

Abre su mano y besa…

Acaricia la esperanza sobre arena dorada.

                      

                                                                                Ana María Chiquito

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: