Fragmentos del pasado

 

Hace años caminaba por una avenida

profundamente deprimido

sin que nadie acertara a limpiar

las lágrimas que resbalaban por mis mejillas.

 

Torturado, ausente, harto de vivir

en un universo de promesas rotas,

no me quedaba esperanza

de volver a alcanzar la paz.

 

Pero una luz de esperanza

iluminó mi camino

proporcionándome un instante

de consuelo en medio del caos.

 

La música siempre ha sido mi confidente,

consuelo, válvula de escape y mejor amiga,

es lo único que no me ha fallado

en un mundo tan cruel como imperfecto.

 

Ha pasado mucho tiempo desde entonces

pero continúo recordando aquel momento,

jamás he logrado borrarlo de mi memoria

quizá porque no ha vuelto a suceder.​

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: