Aguas tristes

 

Congelado en un momento eterno

me deslizo en la inconsciencia

en el interior de un océano gélido

que ahogará todos mis miedos.

 

No puedo evitar mi destino:

todo estaba condenado de antemano,

era demasiado joven y estúpido

para aceptar mi personalidad.

 

Mientras me pregunto a diario

por qué no pude desligarme

de las pesadillas que asediaban

mis noches solitarias.

 

Flotando más allá del arco iris

con los pulmones encharcados

por las aguas tristes y tenebrosas

que me he atrevido a explorar.

 

Sólo me queda cerrar los ojos

y aceptar los bajíos de sal

que me conducirán al olvido

de una vez por todas.

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: