¿Acaso podría ser peor?

 

Después de una década

he logrado despertar

de todos los dilemas

que me hundían en el fango.

 

Buscando la salvación

con lágrimas en los ojos

desecho todos los crímenes

y mentiras que me atrapan.

 

Quisiera formular una plegaria de alivio

que salve mi alma de los demonios que la asedian.

 

Ignoro mis dudas

mientras contemplo el abismo

en una catarata de tonalidades

donde resulta fácil perderse.

 

La autodestrucción no tiene nada que ver con esto:

apenas consigo mantener el control de mis actos.

 

Creo en el perfecto desorden:

largo, sistemático, ilimitado,

en el perímetro de las estrellas

que me arrastran al futuro.

 

Sin saber que decisión debo tomar:

estoy hecho un manojo de nervios…

 

¿Acaso podría ser peor?

¿Acaso podría ser peor?

 

Continúo engañándome a mí mismo

tal como he hecho siempre.

 

Quiero estar en silencio,

ausente y distante,

para mantener mi intimidad

sin que nadie se atreva a juzgarme.

 

Suspiro y sueño

un momento de tranquilidad

cuando en realidad pienso que…

 

¿Acaso podría ser peor?

¿Acaso podría ser peor?

¿Crees que podría ser peor?

¿Creo que no podría ser peor?

¿Creo que podría ser peor?

¿Acaso podría ser peor?

¿Acaso podría ser peor?

 

 

 

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: