Influencias

 

 

- Si ellos me hubieran dejado salir de aquel antro, no habría pasado nada.

- ¡Pero si se echaron a un lado para dejarte marchar!

- No lo suficiente…

- Javier, sabes que siempre te doy buenos consejos ¿Cierto?

- Totalmente, Ángel. Y sabes que los aprecio e intento tomarlos en consideración.

- Pues este debe estar el primero en tu lista: ¡NO COMIENCES NINGUNA PELEA!

- ¡Si la empezaron ellos! Deberías haberle dado ese consejo a ellos y ahora seguirían

en pie junto a la puerta, pidiendo el DNI a todo el que quiera entrar a ese tugurio.

- Si hubieras continuado caminando y no le hubieras soltado aquel puñetazo al pasar,

no se habría comenzado ninguna pelea.

- ¡Devil!

- ¡Bueno, bueno! Mi boxeador favorito.

- Maldita sea, ya está aquí.

- Tranquilo, Ángel, sólo vendrá a felicitarme por la victoria.

- ¿Has dicho, Ángel? ¡Oh, Ángel! ¿Tú también aquí?

- Ey, ¿Qué tal Devil? Qué sorpresa.

- ¡Venga! ¿No te ha parecido fantástica la pelea?

- Innecesaria, más bien.

- ¡¿Cómo?! Esos tipos le estaban provocando y si Javier no hubiera lanzado el primer puñetazo, esos gorilas le habrían dado una buena paliza.

- Esos gorilas le dejaron salir, y al pasar junto a uno de ellos Javier le…

- Ya me sé la historia, no hace falta que la repitas, Ángel. Yo lo vi tan bien como tú.

- ¿Estuviste tú también? ¡Claro, por eso le dio el puñetazo! ¡Tú se lo aconsejaste!

- Ja, ja, ja. Nuestro Javier no podía quedar como un gallina.

- Bueno Ángel, Devil, creo que es hora de que desaparezcáis un rato. Hay un agente de policía que quiere hacerme unas preguntas, y ya se está empezando a extrañar de que hable solo y mire tanto a izquierda y derecha.

Contacto

Correo electrónico:

info@revistacheshire.com

Revista Cheshire en redes sociales: